Se considera un parto Natural a término, es decir a tiempo normal, el que ocurre entre las 37 y 42 semanas desde la fecha de última regla. Los partos ocurridos antes de las 37 semanas se consideran partos prematuros y los que ocurren después de las 42 semanas se consideran partos post-término.

Al llegar al término del embarazo durante  el noveno mes, una serie de fenómenos se asocian para determinar el inicio del trabajo de parto. La propia sobre distensión de las fibras musculares uterinas debido al gran volumen que ha adquirido el bebé para ese entonces determina un estado de hiperactividad en ellas, aumentando el tono uterino y dando lugar a la aparición de contracciones.

El parto propiamente dicho tiene tres fases que podrán ser distinguidas por la futura mamá y su marido cuando les toque el turno.embarazada-duerme-consejos-para-dormir-embarazo

Período dilatante: es la etapa previa al nacimiento, caracterizada por las contracciones uterinas en aumento y el progresivo descenso del bebé por el canal del parto.

Período expulsivo: corresponde esta denominación al nacimiento propiamente dicho. No se puede dejar de reconocer a ésta como la etapa más feliz del embarazo y el parto. Es el momento en que, ¡por fin!, lo conocemos. Nadie podrá ignorarlo: el recién nacido se anuncia con bombos y platillos.

Alumbramiento: etapa inmediatamente posterior en la cual se eliminan la placenta y la bolsa de las aguas, todo en conjunto.

A medida que transcurre el trabajo de parto, el bebé desciende a lo largo del “canal del parto”. Este “canal” está constituido por una parte sólida -los huesos de la pelvis- y una parte blanda, los tejidos que conforman la cavidad vaginal, el periné y el introito: músculos, tejido graso y mucosa (tejido superficial que recubre la cavidad vaginal).

Después del parto se inicia la fase del puerperio o postparto.

¿Cuánto tiempo demora la recuperación de un parto normal?
Después de un parto normal, la recuperación es prácticamente inmediata para gran parte de las mujeres y tan pronto la mujer esté dispuesta podrá levantarse, caminar, bañarse, etc. Los cambios que le ocurrieron a su cuerpo durante la gestación se toman un tiempo en retorna a las condiciones previas al embarazo y ciertamente esto no le impide a la mujer llevar una vida normal. Ella no necesita de cuidados especiales como ocurre en el período post quirúrgico de una cesárea. Amamantar al bebé también ayuda en la recuperación ya que la oxitócica liberada por la lactancia permite que el útero se contraiga y retorne al tamaño previo a la gestación rápidamente, además reduce mucho la pérdida de sangre. Este conjunto de factores favorece al bienestar de la puérpera.

¿Cuáles son las desventajas del parto normal?
El parto norecien-nacido-parto1rmal es un acontecimiento imprevisible en todos sus aspectos, nunca se sabe con certeza en que fecha y hora ocurrirá. Ala mujer tampoco sabe como será su vivencia del proceso del trabajo de parto, no sabe si sentirá mucho dolor, tendrá dudas acerca de su comportamiento emocional durante el trabajo de parto. En fin, es preciso que ocurra para saber de que se trata.

Nosotros te solucionamos a través de un préstamo médico.

  • Mínimo de requisitos
  • No revisamos buro de crédito*
  • Sin aval y sin garantía*
  • A partir del 10% de interés anual
  • De 6 a 36 meses para pagar

*Aplica Restricciones

Solicita información y sin compromiso nos ponemos en contacto contigo. 

Llámanos en todo el país (33) 3623 0961, acuérdate que la larga distancia ya no cuesta.

Trámita tu préstamo para tu Parto 

 

Veáse también

– Cesárea

– Préstamo para parto